La presión sobre Tomás Boy ha comenzado oficialmente, pues las Chivas se vieron mal en el estadio Corona, donde Santos se impuso 3-0, aunque la diferencia pudo ser mayor de no ser por las fallas claras del equipo lagunero, que se vio mucho más trabajado que el Rebaño, pese a la inversión en los refuerzos.

De los cuatro grandes de la Liga MX, el único que no pudo sumar puntos en la primera jornada fue Chivas, que dividió a su equipo en dos partes para encarar el amistoso contra Benfica el sábado y mandó a otro grupo a Torreón, pero ninguno de los dos equipos la armó durante este fin de semana.

Esta vez no hubo brinquitos de Alan Pulido en el área porque de plano Chivas pisó en pocas ocasiones el área de Santos y Tomás Boy tendrá mucha tarea con su defensa, que hizo agua a lo largo del partido.

Oswaldo Alanís, quien regresó al Rebaño, se vio lento e incluso hasta torpe. De hecho fue el zaguero quien provocó el primer tanto al hacerse bolas con el balón y recurrir a una falta que ejecutó Brian Lozano de una distancia bastante considerable y el portero Antonio Rodríguez, otro que regresó al equipo rojiblanco, se comió el l 1-0 de Santos.

Al arranque del segundo tiempo, Matheus Doria volvió a dejar en evidencia a la zaga rojiblanca al rematar solito en el área y bastó sólo una peinada al balón para dejar sin opciones al arquero y firmar el 2-0.

Se esperaba que Oribe Peralta jugara de inicio, sin embargo se quedó en el banco y entró hasta el segundo lapso sólo para ser testigo del tercer gol lagunero, obra de Julio Furch a los 78 minutos. El argentino se le adelantó a Alanís, quien hizo como que le estorbaba, pero el “Emperador” lagunero se chamaqueó al central.

http://instagram.com/sopitasdeportes