Chivas se despidió oficialmente de cualquier opción de Liguilla por cuarto torneo consecutivo después de que Puebla le diera vuelta y se impusiera 3-1 en el Estadio Akron.

El resultado no sólo deja fuera al Rebaño, también marca la eliminación de Pumas y Atlas. Además obliga a Santos a ganarle a Querétaro para no unirse a este grupo de clubes sin Liguilla.

Puebla llega a 23 puntos y es octavo lugar de la tabla general, una cifra a la que ya no llegan Atlas y Pumas cuando sólo les quedan por disputarse seis unidades, por lo que sólo aspiran a un máximo de 22 unidades, insuficientes para ingresar a la zona de calificación. La situación de Chivas es peor, ya que se queda con 15 unidades y a lo máximo que aspira es a 21 puntos.

Mexsport

Chivas estaba jugado su mejor partido desde hace meses y hasta la “Chofis” López lució cada vez que tomaba el balón. Él sólo provocó un par de ocasiones en las que a la hora de definir vació sus disparos a un costado o por arriba del arco.

Tanta fue la insistencia del Rebaño que el gol llegó a los 19 minutos en un tiro de esquina que provocó una serie de rebotes en el área y Brayan Angulo terminó por bombear el balón y techó a su propio portero para poner en ventaja a Chivas.

Como Chivas le comía el mandado gacho al Puebla, el “Chelís” hizo su primer cambio a los 26 minutos. Retiró del terreno de juego al defensa José Pallas y mandó a la cancha al mediocampista Pablo González y con ello no sólo equilibró el juego, sino que se chamaqueó a los rojiblancos.

Al 33’ La Franja encontró el empate en una serie de rebotes, ahora en el área de Chivas, y Angulo, que antes había marcado el autogol, cazó el esférico y lo mandó a guardar ahora en la otra portería.

Pero Angulo reclamó protagonismo y al 38’ consiguió su tercer gol del partido, el segundo para el Puebla y lo hizo de nueva cuenta después de una serie de rebotes hasta cómicos, los cuales llegaron hasta el zaguero colombiano que le dio vuelta al marcador en sólo cinco minutos.

 

Puebla sentenció el partido al 49’ con pelotazo que tomó mal parada a la zaga de las Chivas y Matías Alustiza, que mide 1.67 metros, se escabulló entre las torres rojiblancas para firmar el 3-1.

 

http://instagram.com/sopitasdeportes