El mexicano Hirving Lozano tuvo que abandonar el partido entre el PSV Eindhoven y el Groningen antes de finalizar el primer tiempo tras un fuerte choque de cabezas, lo que obligó al cuerpo médico del equipo rojiblanco a sacar al “Chucky” el camilla.

Lozano tuvo un arranque de partido enérgico al marcar un par de goles en sólo cuatro minutos para poner en ventaja a su equipo 2-0, sin embargo, el ex jugador del Pachuca no completó el partido tras el choque a los 44 minutos.

Cerca del medio campo, el mexicano le ganó el balón a Tim Handwerker, sin embargo su oponente golpeó por inercia la cabeza de Lozano y este cayó al césped con evidentes signos de dolor, por lo que el silbante pidió de inmediato el ingreso de las asistencias médicas, que sacaron al mexicano del terreno de juego, mientras la afición lo despedía cantando el “Cielito Lindo”.

 

El club no ha publicado algún parte médico, sin embargo se piensa que no es una lesión de gravedad y que el mexicano salió simplemente por precaución y podría jugar el siguiente partido con los Granjeros, con los que ya ha marcado 13 goles en la actual temporada.