La controvertida ley Bossi-Fini impediría a ‘Chucky’ Lozano jugar ante Fiorentina

Hirving Lozano ya se encuentra en Italia, aunque no ha llegado a Nápoles. Ya se han filtrado las primeras imágenes del jugador con la equipación del Napoli, aunque aún no es jugador del club italiano de manera oficial.

El mexicano ya realizó pruebas médicas, las cuales superó de manera satisfactoria, por lo que el siguiente paso será firmar el contrato que lo ligue al club de la Serie A.

De acuerdo con ESPN, el delantero reportará con el club en Nápoles este jueves y aunque ese día esté todo en orden con el club y haya sido anunciado ya de manera oficial, el mexicano no jugará en la Serie A aún.

Después de reportar con el club el jueves, Lozano volverá a Holanda para resolver trámites de residencia. En Italia existe una ley inmigración y de residencia llamada Bossi-Fini, la cual ha causado controversia desde que más de 100 personas indocumentadas murieron ahogadas en 2013; en aquella ocasión, pescadores auxiliaron a algunos de los sobrevivientes, y por ayudarlos fueron acusados por esta ley, al considerarlos cómplices para que arribaran a territorio italiano.

Para que Lozano no tenga problemas con la ley Bossi-Fini debe contar con un permiso de trabajo para después solicitar un permiso de residencia en Italia. Para ello debe presentar un informe complementario de su residencia en Europa, específicamente en Eindhoven, Holanda, donde jugó los dos últimos años.

Es por ello que debe volver a Holanda este viernes para obtener los documentos necesarios para presentarlos en Italia y obtener el permiso de residencia. Esto hará que el mexicano no pueda entrar en los planes del técnico Carlo Ancelotti, con quien trabajaría en forma a partir de la siguiente semana.

 

De esta manera, Lozano se perdería el partido del próximo sábado contra Fiorentina, el cual presenciaría a la distancia, pero se espera que pueda debutar el sábado 31 de agosto contra la Juventus de Cristiano Ronaldo. 😎

La ley Bossi-Fini ha sido considerada como poco humanitaria y en 2018 se juntaron más de 85 mil firmas para promover reformas a las restricciones a inmigrantes con un trato humanitario.