Así pasa el tiempo: los récords de Atlanta 1996 vs los récord de Río 2016

Pleca-Rio-Sopitas

No cabe duda que con el paso del tiempo viene cosas buenas y malas. Entre los puntos positivos es el desarrollo de tecnología que ayuda a los atletas a tener un mejor desempeño. Además, también el ser humano ha evolucionado poco a poco en fuerza, estatura y demás características físicas.

Una muestra se puede ver en los Juegos Olímpicos. Cada cuatro años vemos récords caer y la muestra de velocidad o fuerza de los deportistas parece sobre natural. Ahora, si tomamos 20 años de diferencia se puede notar el desarrollo extraordinario de lo atletas.

A un deportista lo miden por cuánto carga o qué tan rápido corre, así que tomamos las marcas que se impusieron en la justa de Atlanta 1996 y las comparamos con las actuales.

Iniciamos con la prueba reina: los 100 metros planos. En 1996 el canadiense, Donovan Bailey, impuso el récord mundial con un tiempo de 9.84 segundos. Ahora, dos décadas más tarde la marca dominante es de Usain Bolt con 9.58 segundos. Son 26 décimas menos que puede parecer poco, pero en este tipo de competencia es un mundo de diferencia.

En los 200 metros plano Michael Johnson impuso la marca mundial con 19.82 segundos. Otra vez, el encargado de sostener este récord es Bolt, con 19.19 segundos. Es casi un segundo de diferencia, que repetimos, es muchísimo.

Por supuesto, en la rama femenil también hay récord, pero lo que puede resultar hasta raro es que tiene 28 años de vigencia. La dueña de la marca de los 100 y los 200 metros planos es Florence Griffith Joyner.

Sin embargo, para el tiempo que le dio el oro  en los 100 metros a Gail Devers en el 96 (10.94), no le hubiera alcanzado ni siquiera para entrar entre las primeras seis de la final en Río de Janeiro.

Pasando a otra disciplina, la diferencia en natación es evidente. Tomamos los 50 metros libres masculinos como ejemplo. En Atlanta Alexander Popov ganó el oro con un tiempo de 22.13 segundo. Ahora no le alcanzaría siquiera para entrar entre los primeros tres lugares, que están rondando los 2.40 segundos.

Por otra parte, tomando el récord mundial de Katie Ledecky en los 400m libres (3:56,46) en el 96 quien se llevó el oro fue la irlandesa, Michelle Smith. Si pusieran el tiempo de Katie ante el de Michelle la diferencia es espectacular: ¡11 segundos! lo cual es aproximadamente media alberca.

También podemos tomar la marca en los 400m combinados de Katinka Hosszú. La húngara dominó esa competencia con un récord mundial de 4:26,36. A comparación, Smith se quedó con el oro en tierras estadounidenses con un tiempo de 4:39,18 ¡diferencia abismal!

katinka hosszu

Finalmente nos vamos a a la fuerza en el levantamientos de pesas. En Atlanta el ganador de la medalla de oro fue el turco, Halil Mutlu, quien levantó un total de 287 kilos en la división de los 54 kgs o menos. En los actuales Juegos Olímpicos Om Yun-Chol acumuló un total de 293 kilos.

Ahora, tomando el récord mundial de Lü Xiaojun de 379 kilogramos en total, este supera por 12 kilos lo que hizo en el 96 el cubano Pablo Lara.

levantamiento de pesas

No cabe duda, el tiempo pasa rápido y los atletas lo demuestran con su desarrollo.

***Fotos Getty Images

seguir sopitas deportes