Mesut Ozil y Sead Kolasinac podrán llevar su vida de manera tranquila una vez más en Londres, pues el autor del intento de asalto y persecución de la que fueron víctimas fue condenado a 10 años de prisión.

Ashley Smith es el nombre de este amante de lo ajeno que intentó despojar de pertenencias a los jugadores del Arsenal el 25 de julio. Tiene 30 años de edad y su objetivo era quitarle a los futbolistas relojes con valor de hasta 200 mil euros, algo así como 4.2 millones de pesos.

Smith ya se había declarado culpable, por lo que el proceso se agilizó de alguna manera hasta que hoy ya conoce su condena.

Ahora falta conocer la sentencia para Jordan Northover, de 26 años de edad, el cómplice de Smith y que en conjunto enfrentaron a Kolasinac, quien logró ahuyentarlos en primera instancia y permitió que Ozil pudiera alejarse de la zona a bordo de una camioneta.

Los dos asaltantes persiguieron al exjugador de la Selección de Alemania a bordo de motocicletas hasta que el futbolista pudo refugiarse en un retaurant turco, desde el cual pidió ayuda. Ambos jugadores causaron baja del equipo durante algunos días al inicio de la temporada mientras se restablecían las garantías de seguridad.