Todos estamos propensos a equivocarnos alguna vez en nuestra vida, simplemente hay personas que pasan a la historia ya que tienen estos errores cuando los ojos del mundo están posados sobre ellos.

Un caso particular se da cuando suenan los himnos de diversos países alrededor del mundo. Ya sea que aplicas un Coque Muñíz y le cambias la letra o pones el Gangnam Style en lugar de el himno noruego.

Esto le sucedió al programador de audio del Mundial de Balonmano de Dinamarca, quien debía darle play al Himno de Noruega y por arte de magia comenzó a escucharse el afamado éxito del PSY.

De inmediato los rostros de las chicas cambiaron, las tomó por sorpresa esto, pero al final terminaron con una sonrisa en el rostro y escuchando las disculpas por el error.

¡A todos nos puede pasar!