Corinthians conquistó por primera vez en su historia la Copa Libertadores, como nuevo rey de América y  callando burlas de sus clásicos rivales de Brasil.

El equipo dirigido por “Tite”, que ganó el torneo en forma invicta, rompió la maldición de los clubes brasileños ante Boca Juniors, que había vencido el equipo argentino en ocasiones anteriores a Palmeiras, Santos, Gremio y Cruzeiro.

Corinthians es el equipo más popular de Sao Paulo y el segundo del país (se cree que tiene 30 millones de seguidores, un 13% de los aficionados de la nación) aunque algunos comienzan a declarar que ya se trata del equipo maás popular de Brasil.

El primer tiempo terminó con muy poco por  resaltar en cuanto al juego ofensivo de los equipos, y no se presentaron opciones verdaderamente claras de gol, pero para la segunda mitad se vino con todo el equipo local e hizó ver muy mal a los argentinos.

Con dos goles del delantero Emerson. Corinthians sacó lo mejor de sí para imponerse con mucho nivel sobre el Boca Juniors, que ni con toda su experiencia pudo romper la táctica local; los de Buenos Aires tuvieron un partido muy pero muy pobre, podríamos decir que apenas se acercaron a la portería rival, pero sin tener ninguna opción clara de gol, los locales no los dejaron ni atacar. Los brasileños son dignos campeones de la Copa Libertadores.

Corinthians 1-0 Boca Juniors (Emerson 57′)

 

Corinthians 2-0 Boca Juniors (Emerson 72′)