Cristiano Ronaldo no tuvo suficiente con marcar su undécimo gol en la Serie A con un penal contra el Torino en e derbi de Turín. El portugués marcó el único gol del partido con el cual la Juve se mantiene como líder con 46 unidades después de 16 jornadas disputadas.

A la mitad del primer tiempo, el Turín realizó su primer cambio tras una lesión del portero Salvatore Sirigu, quien fue sustituido por Salvador Ichazo.

A los 70 minutos, el portugués ejecutó el penal que marcó la diferencia en el partido con un disparo hacia la izquierda del arquero del Turín, Salvador Ichazo, quien adivinó la trayectoria del esférico y alcanzó a desviarlo, aunque inevitablemente, el balón terminó al fondo del arco.

Getty Images

Ante esta situación, el portero lamentó su mala suerte y cuando se dio cuenta, Cristiano Ronaldo ya venía corriendo hacia él para darle un pechazo, lo que provocó la molestia del arquero, que de inmediato fue tranquilizado por jugadores de la Juve y de su propio equipo.

La acción también provocó la molestia de la afición y con el pretexto del festejo, jugadores de la Juve rodearon al portugués para evitar otra agresión. La acción claro que fue observada por el silbante, quien amonestó al portugués.

 

 

En sus últimos seis partidos como visitante, Cristiano ha marcado al menos un gol y al final de todo el lusitano terminó ofreciendo disculpas al arquero rival.