Tuvieron que pasar cuatro jornadas para que Cruz Azul ganara su primer partido de la temporada. La Máquina agarró pichón contra uno de los nuevos inquilinos en Primera División, Bravos de Juárez, que de bravos sólo tienen el nombre.

El equipo que dirige Pedro Caxinha se impuso 2-0 en el Estadio Azteca con goles de Roberto Alvarado y Pablo Aguilar, sin embargo, lo que preocupa es que los delanteros no están marcado.

Los cementeros tienen tres goles en la temporada, el primero de ellos lo hizo Jonathan Rodríguez, quien sí es delantero, mientras que hoy en el Azteca marcaron un medio y un defensa, por lo que Brayan Angulo, quien estuvo en el estadio, tiene mucha tarea.

Bravos ha disputado tres de sus cuatro partidos de la temporada como visitante, en los cuales no ha hecho goles, sin embargo tuvo chance de darle un susto a los cementeros en el primer tiempo, pero en lugar de ello prefirió defender y Cruz Azul, que aún no termina por convencer, encontró el tesoro en el segundo tiempo.

El gol tardó en llegar 63 minutos. “Pol” Fernández filtró un balón al área, donde Edgar Méndez recibió de espaldas al arco y como pudo se dio la media vuelta para sacar un disparo, pero el español atrajo hasta a tres zagueros de Juárez, que le taparon el disparo, pero el rebote le quedó cómodo a Roberto Alvarado, quien quedó solo frente el portero Vázquez Mellado, a quien dejó tendido en el césped y si no entró caminando a la portería fue porque no quiso.

 

Diez minutos más tarde llegó el segundo de La Máquina, en un tiro de esquina, al que se sumó el defensa Pablo Aguilar. El paraguayo aprovechó el centro a primer poste para anticiparse a la salida de Vázquez Mellado, quien cuando se dio cuenta ya tenía el balón dentro de su arco.

 

Para la siguiente fecha, los cementeros visitarán al Atlas, uno de los equipos sorpresa de la temporada, mientras que Juárez al fin regresará a casa para recibir a Gallos.