El desplome de los Golden State Warriors no se detiene. Oficialmente tiene más jugadores en el hospital que triunfos en la actual temporada. El nuevo integrante entre las bajas de los Warriors es D’Angelo Russell, lo que nutre la teoría de una especie de maldición tras mudarse a San Francisco.

El base llegó a la bahía como el principal refuerzo de cara la temporada actual para apoyar a Steph Curry y Draymond Green mientras regresaba Klay Thompson de la lesión de ligamentos cruzados.

Getty Images

Sin embargo, los planes se han caído en fila, primero con la fractura de Curry, quien podría perderse lo que resta de la temporada. Thompson sigue con su recuperación y ahora Russell se une a las bajas tras lesionarse el dedo pulgar en el juego contra los Boston Celtics.

Los Warriors ofrecieron uno de sus mejores partidos en la temporada, pero perdieron el control del juego tras la lesión de Russell, quien fue sometido a una resonancia magnética, la cual descartó lesiones mayores, pero confirmó una distensión de ligamentos del dedo pulgar.

Ante esta situación, el exjugador de Brooklyn causará baja por los menos dos semanas, periodo en el que será evaluado una vez más antes de recibir el alta médica y volver a las duelas.

Getty Images

Russell se unirá a Damion Lee, Kevon Looney, Jacob Evans y Alen Smailagic en la lista de lesionados, además de los antes mencionados Curry y Thompson, por lo que se perderá la gira de los Warriors para encarar a Nueva Orleans, Memphis, Dallas y Utah.

Golden State es oficialmente el peor equipo de la temporada de la NBA con marca de 2-11 y contando.