Una escena de pánico se vivió en las Grandes Ligas, cuando al pitcher de los New York Yankees, Bryan Mitchell, le rompieron la nariz con un pelotazo, mismo que salió del bate del parador en corto, Eduardo Núñez.

El duelo entre los Minnesota Twins y los ‘Mulos de Manhattan’ de vio manchado de sangre con este triste suceso. El joven lanzador fue atendido de inmediato y diagnosticado con el tabique roto, por lo que las pruebas de una conmoción cerebral fueron a la brevedad.

De inmediato, los aficionados presentes y un atónito Eduardo Núñez comenzaron a aplaudirle luego que duró alrededor de un minuto en el piso y tuvo que salir con una toalla en la cara para hacer menos impactante la toma.

Aquí lo ocurrido:

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook