El joven jugador de Veracruz Sub 20, que fue víctima de abuso sexual, dio sus primeras declaraciones públicas después de estallar el caso. El joven de 17 años regresó a su natal Hidalgo, donde jugaba para Pachuca antes de aceptar la oferta y probar suerte con Tiburones.

El futbolista de 17 años, así como su familia, concedieron una entrevista a TDN en la cual los rostros fueron ocultados y las voces editadas para tratar de mantener la identidad del joven en anonimato, aunque el propio club veracruzano lo reveló en un comunicado el pasado miércoles.

El padre del futbolista declaró que en algún momento su hijo consideró la opción del suicidio ante la desesperación: “En un mensaje me puso que si algo le pasaba que siguiéramos nuestros caminos. Cuando un hijo te pone eso es porque trae problemas. Le dije: ‘no seas tonto, por qué pones eso’; gracias a Dios no se me suicidó, no se dedicó al alcohol, a drogarse; no acabó con su carrera totalmente”.

“Bernardo N”, como se ha identificado el joven durante el caso, narró cómo se dieron los hechos con el supuesto promotor Ángel Fuentes: “Hubo un momento que me tenían ya tan separado del grupo que me desesperé y este señor me dijo: ‘Yo soy el único que te puedo ayudar’, pero cuando vi que el trato era de este tipo decidí huir de Veracruz. Él le decía ‘tirate un rife’, entonces era dejarte que te hagas sexo oral”.

“Me decía: ‘te puede pasar esto. Soy el único que te puede ayudar dentro del club’, tenía muy grande relación con algunos directivos. Cuando ya en serio se quiso pasar ni le avisé y me fui de Veracruz”, comentó.

Pese a que tenía un contrato por tres mil 500 pesos, el dinero nunca llegó y pidió prestado para abandonar al club, pero antes de tomar la decisión de huir, aceptó al menos una ocasión dejarse hacer el dichoso “rifle”, lo cual le dejó una serie de emociones con las cuales aún lidia.

Al principio estaba muy deprimido, explotaba mucho, tenía mucho coraje, soñaba muchas cosas que le hacía al señor, cosas que ya no aguantaba y cualquier cosita que me decían explotaba; quería pelear o me ponía de malas”.

La Federación Mexicana ni la Liga MX se han pronunciado al respecto, únicamente el club jarocho ha garantizado apoyo a la familia del futbolista.

Sergio Ramírez es periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con más de 10 años de experiencia en medios de comunicación. Ha trabajado en Diario Estadio, La Razón de... More by Sergio Ramírez

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook