Tras la marcha de Redknapp de White Hart Lane, el nombre de Martínez ha sido uno de los primeros en aparecer en una lista de candidatos que incluye asimismo al escocés David Moyes, el español Rafa Benítez, el holandés Frank De Boer y el portugués André Villas-Boas.

Harry Redknapp ha pasado de ser el entrenador de moda en Inglaterra, finalizando cuarto en la Premier con el modesto Tottenham y principal candidato para la selección inglesa. El inglés, de 65 años, vivía el mejor momento de su carrera en febrero, un juez le absolvió de evadir $225.000 euros y las puertas del vestuario de Inglaterra parecía hacerle ojitos con la marcha del italiano Fabio Capello.

Redknapp llamaba la atención de los medios británicos con declaraciones en las que aseguraba que quería centrarse en su trabajo con el Tottenham, si bien no dejaba de jugar con la idea de dirigir a la selección en la Eurocopa, una vez terminada la liga. El primer golpe a Redknapp se lo dio el 1 de mayo la Federación inglesa que, cansada de la poca seriedad del técnico sobre su futuro, y que el tiempo para preparar la Eurocopa se les venia encima, puso al frente de la selección, al entrenador del West Bromwich, Roy Hodgson.

Harry Redknapp fue despedido por el Tottenham después de casi cuatro años como técnico, le restaba un año de contrato con el equipo de White Hart Lane y esperaba prolongarlo, pero ahora quedó fuera de los planes un mes después de haber perdido la oportunidad de dirigir a la selección inglesa.

Se menciona al técnico del Everton David Moyes para sustituir a Redknapp, después de 10 años a cargo del club. Y Roberto Martínez, de 39 años, quien ya mantuvo a finales de mayo contactos con el Liverpool, negociaciones que finalmente no pasaron de ser platicas.

El entrenador que llegue al Tottenham la próxima temporada tendrá el reto de igualar el resultado logrado por Redknapp, que ha convertido a los “spurs” en el equipo revelación del año al meterse en el cuarto lugar de la Premier. El equipo londinense no irá a la Champions League, ya a que el Chelsea, actual campeón del torneo, ocupará la cuarta plaza reservada para los equipos ingleses, por lo que no les queda nada mas que intentar hacer un buen papel en la Liga de Europa.