Por Miguel Ángel Delucio | @miguel_delucio

Los Cleveland Cavaliers acaban de contratar a nada más y nada menos que Dwyane Wade. El escolta deja a los Chicago Bulls después de un paso con más tragos amargos que glorias.

En la mítica franquicia Wade promedió 18.3 puntos por partido, su peor marca desde su año de novato. Después Gar Forman, gerente general dejó ir a Jimmy Butler y Rajon Rondo, así que el camino de Dwyane era prácticamente el mismo.

Se convirtió en agente libre, había más de un interesado pero él decidió reunirse con uno de sus amigos más cercanos, LeBron James. Estos dos, junto a Chris Bosh, lograron dos campeonatos consecutivos con el Miami Heat. Ahora ya son todos unos veteranos y para cerrar bien su carrera, se vuelven a hacer compañeros en busca de títulos.

Entonces ¿qué significa esta reunión para los Cavs?

Perímetro bien armado

Foto: Cleveland Cavaliers

Si hay algo que queda muy claro en la NBA es que los jugadores banca no están tan bien valorados como deberían. Los actuales campeones, Golden State Warriors, lo saben y por eso hicieron todo para mantener a estos jugadores. Andre Iguodala, Shaun Livingston y JaVale McGee se quedaron y son de gran ayuda saliendo desde el banco.

Esta misma idea es la que tiene Tyronn Lue y la está llevando a cabo muy bien. Con el cambio que hicieron con los Boston Celtics por Kyrie Irving y sus incorporaciones tienen jugadores de sobra en las posiciones uno y dos.

El base titular será Isaiah Thomas sin lugar a dudas. Como suplente tienen a Derrick Rose que si llega a jugar al menos un poco como lo hizo antes de las múltiples lesiones de rodilla, lo hará de gran manera. Y claro, si no lo cortan José Calderón igual puede aportar experiencia y buen juego.

Como escolta es donde las cosas se ponen interesantes. Se espera que Wade sea el titular, pero de ahí entran tres jugadores a hacerle competencia. JR Smith, Iman Shumpert y Kyle Korver buscarán minutos y todos tienen condiciones. Los tres son buenos tirando triples y lo único que tendrían que mejorar es la defensa.

En pocas palabras, Lue tiene a su disposición cinco buenas piezas para hacer y deshacer a placer en el perímetro. Es más, podrá jugar con puros perimetrales buscando velocidad, tiro de larga distancia, dejando de lado la fuerza debajo del poste.

Descanso para las estrellas

Foto: Cleveland Cavaliers

Aunque no parezca un problema, LeBron, Wade y Kevin Love no se están haciendo más jóvenes. Sí, tienen gran condición y son excelentes atletas, pero la temporada de basquetbol en Estados Unidos es una de las más exigentes del mundo. El calendario es agotador y que tengan más piezas capaces les ayuda para que no se desgasten.

Todavía no se sabe cómo es que pondrán su quinteta inicial. Lo que sí es seguro es que tienen fondo en las posiciones y jugadores para cada una de las situaciones que se presenten.

Jae Crowder es un jugador que le falta valoración. Puede entrar por LeBron y obvio no jugará igual, pero cumplirá, sobre todo en la parte defensiva. De igual manera con las otras posiciones.

Foto: Cleveland Cavaliers

Así, Cleveland pinta para al menos estar otro año en las Finales. La Conferencia Este está prácticamente desarmada y solo hay pocos equipos que pueden provocarles problemas.

La suma de Dwyane Wade significa más fondo, más talento y si todo sale bien, esperan que se convierta en el segundo trofeo Larry O’Brien de la franquicia.

Pleca Instagram Deportes