Edin Dzeko se ha quedado lejos de ser una solución para la Roma en esta temporada. Su baja producción goleadora se resume en cuatro tantos en la Serie A después de 21 jornadas, mientras que en Champions ha rescatado un poco el orgullo con cinco goles en la fase de grupos.

Pero a esta crisis de goles se le suma el tema disciplinario. El delantero bosnio que está valuado en 23 millones de euros, le podría caer una sanción de cinco partidos en la Serie A después de escupirle al árbitro del juego de la Copa Italiana ante la Fiorentina, en el cual, el cuadro romano fue goleado 7-1.

Getty Images

El delantero perdió la cabeza a los 72 minutos cuando la Fiore ya ganaba 4-1 y el partido estaba más que sentenciado por una falta en la que él no tenía nada que ver. Lorenzo Pellegrini fue el jugador al que le cometieron la falta, pero como el silbante no la señaló, se armaron los reclamos hacia el silbante y entre los que exigían justicia estaba el bosnio.

Ante la negativa del silbante, el atacante perdió la cabeza y escupió hacia los pies del silbante, que de inmediato le sacó la tarjeta roja.

La Roma quedó eliminada de la Copa, por lo que los juegos que reciba de sanción el jugador, tendrán que cumplirse en la Serie A, pero de entrada le podría esperar una sanción de cinco juegos.