El premio al deportista más honesto es para Jack Sock

A pesar de que en el deporte la mayoría busca una ventaja por más mínima que sea, Jack Sock nos dio una demostración de clase y honestidad. El tenista estadounidense jugaba contra Lleyton Hewitt en la Copa Hopman

cuando dio una cátedra de lo que es ser buen deportista.

Hewitt estaba al servicio cuando hizo su primer saque y este fue marcado como falta. Sin embargo, Sock vio que la bola había tocado la línea, por lo que le dijo a su rival que ese era punto.

“Es entró por si la quieres retar. Rétala”, fueron las palabras de Sock a Hewitt, quienes durante la revisión compartieron una sonrisa.

El juez tenía cara de incrédulo mientras el tenista que acaba de recibir un punto lo admitía a pesar de no haberse marcado. El ex número uno del mundo confió en Sock, retó la jugada y fue punto a su favor.

 

Definitivamente el mundo del deporte necesita más personas como Jack Sock.