Las quejas de Ormeño y Martinoli ¿Qué sucedió en la eLiga MX en el Pachuca vs Puebla?

La Liguilla de la eLiga MX arrancó mal, debido a problemas técnicos, los cuales influyeron directamente con las eliminaciones de Chivas y Puebla, que de plano detuvo el partido antes de terminar el primer tiempo, mediante su jugador, Santiago Ormeño.

¿Qué pasó?

En términos generales, para los partidos de Liguilla se optó por un nuevo formato de modo que el equipo local es el que distribuye la señal de internet durante el juego, con la finalidad de que en caso de empate, el local pueda elegir la opción de alargar el partido para el desempate.

En el caso del partido entre Pachuca y Puebla, Ormeño (o sea el visitante), sufrió retrasos durante el juego, los cuales fueron identificados durante la señal con pequeños lapos en negro, tras los cuales las funciones de los jugadores que manejaba Ormeño quedaron prácticamente inhabilitadas.

Es por ello que durante las jugadas de los tres primeros goles en contra del Puebla, los ‘monitos’ de la defensa ni se movieron.

Al minuto 42 del partido, Ormeño detuvo el partido y realizó un queja formal para exponer las fallas técnicas. “¿Qué pasa mi Ormeño? ¿Por qué no se puede jugar así, cuéntame? Yo desconozco qué pasa”, cuestionó Martinoli.

“Así no se puede jugar, no puedo defender, no puedo hacer nada, me va a meter 34 goles”, respondió Ormedeus. 

Las autoridades de la eLiga MX anunciaron después que el marcador de 3-0 se mantendría, pero el control del juego cambiaría a la señal de Ormeño para tratar de emparejar las cosas.

Al final se acordó jugar los 45 minutos del primer segundo tiempo, más cinco minutos pendientes del segundo, para emparejar las cosas, sin embargo, el resultado en ese lapso fue 1-1, por lo que el resultado final fue de 4-1.

Ormeño expuso la velocidad de su señal de internet, la cual era de mayor calidad respecto a la de Álvarez, razón por la cual Ormeño sufrió el delay, mientras que Álvarez no tuvo dificultades cuando el partido corrió a cargo de la señal del equipo poblano.

 

Durante el clásico entre Chivas y América sucedió algo similar con el caso del jugador del rebaño, quien de plano aventó el control al final del juego ante la frustración de las dificultades técnicas.