Sopitas.com

“No estoy dispuesta a que otra niña pase las agresiones que yo viví”: Entrevista con Elsa García

A finales del 2019, la gimnasta Elsa García denunció agresiones por parte de los entrenadores franceses, Eric Demay, y su esposa Cecile, quienes eran responsables de la Selección Mexicana de Gimnasia. La mexicana había regresado a la actividad después de un largo proceso de recuperación tras someterse a una operación en la espalda, que le dejó fuera de actividad durante gran parte del 2018.

Las agresiones habrían ocurrido durante los entrenamientos y destaca la ocasión en la que le arrojaron un pesa a los pies. También aseguró que le gritaban frente a las gimnastas más jóvenes. Finalmente acusó a los entrenadores, así como a la Federación Mexicana de Gimnasia de gestar una estrategia para dejar fuera de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Tras la denuncia, los entrenadores franceses fueron destituidos, aspecto que Elsa toma como una victoria, aunque también desea dejar esa capítulo en el pasado.

“Estoy en calma con ese tema, desde el año pasado la Conade me apoyó y se metió a investigar un poco más el tema y por una razón u otra, estos entrenadores ya no entrenan más con la Selección Mexicana de Gimnasia, para mi esa es una súper ganancia porque en esta ocasión me tocó a mí, pero yo no estaba dispuesta a que cualquier otra niña gimnasta pasara la situación que yo viví”, declaró en entrevista con Sopitas.com.

“Claro que me queda un poco de rencor o mal sabor de boca porque a lo mejor si me hubieran dejado competir en los cuatro parámetros del año pasado ya tuviera el pase olímpico en las manos, y estaría con otro tipo de calma planeando mi preparación para Juegos Olímpicos, ahora tengo que ganar un pase y seguir con la preparación. He decidido dejarlo a un lado de mi mente, no me quiero quitar más tiempo, esfuerzo y estrés; en este 2020 entré con una meta que es ganar esa plaza olímpica y ahora sigue todo igual, sólo que aplazado un año más”, comentó.

Entrevista Elsa García

@_elsagarcia_

La denuncia ocurrió justo después de conquistar la medalla de plata en el Mundial de Portugal, al cual México acudió con toda la artillería, encabezada por Alexa Moreno, sin embargo, el camino a Tokio para Elsa aún es largo y complicado.

“Primero tengo que pasar por un selectivo nacional, las gimnastas que queden seleccionadas van a un campeonato panamericano y ahí se juegan dos plazas solamente, esas se ganan a través del All Around y se premia a las dos primeras gimnastas. Esta competencia es complicada porque entran países como Estados Unidos, Brasil y Canadá. Es una competencia realmente difícil, pero sé de lo que soy capaz y de las dificultades nuevas que puedo incorporar a mi rutina con este año extra de preparación, indicó.

En caso de conquistar el pase olímpico, Elsa llegaría a Tokio con 31 años de edad, sin embargo, no considera que ésta sea una desventaja, pero sí disfruta cada entrenamiento, consciente que son los últimos de su carrera deportiva.

Durante el confinamiento Elsa ha sumado un triunfo anecdótico, luego de superar a la mismísima Simoen Biles en un challenge, el cual consiste en pararse de manos y quitarse el pants empleando únicamente los pies.

“Uno anda en la casa viendo qué hacer, vi uno de esos retos divertidos, y me animé, no es pique ni nada, simplemente fue por jugar a ver quién se podía quitar el pantalón parada de manos y en esta ocasión le gané, lo hice en menor tiempo, pero vaya, es un juego”, dijo.

 

Elsa García llamó la atención de propios y extraños en 2012, cuando realizó una rutina con el tema de Zelda, durante los Juegos Olímpicos de Londres.