No cabe duda que la forma de trabajar en Asia es muy diferente al resto del mundo, muestra de ello es que el Guangzhou Evergrande, equipo que dirige Fabio Cannavaro, planearía despedir a su estrella y una de los futbolistas chinos con mayor proyección de la actualidad. El motivo de esto es por fracturar a un rival y pues la entrada criminal que le dio la verdad que puede ser que sí lo merezca.

Equipo de Cannavaro planearía despedir a su estrella por fracturar a un rival

Foto: Twitter

Vamos a ver qué fue lo que pasó. Se jugó esta semana la Copa de China 2019 donde el equipo local se midió ante su similar de Uzbekistán y fue aquí donde todo sucedió. Wei Shihao, jugador chino, estaba persiguiendo el balón por la banda de la derecha donde en su intento por frenar al rival, entró de forma criminal y desmedida, dando imágenes verdaderamente impactantes.

Wei Shihao  le rompió la pierna derecha a Otabek Shukurov, jugador de Uzbekistán y lo sorprendente de todo fue que en plena acción, el árbitro sólo le sacó tarjeta amarilla; es obvio que no vio detenidamente la jugada porque era una entrada de roja directa, cárcel y cadena perpetua… pero al menos en el juego esto fue lo que sucedió.

El equipo de Fabio Cannavaro al ver lo sucedido, actuó de inmediato y le impusieron de entrada una sanción de 1 mes sin jugar con el equipo, ya que consideraron este acto en contra de todos los valores que maneja la institución, además de que se comenta que podrían despedir al jugador dadas las circunstancias.

El es un equipo poco tolerante y aunque en Shihao han encontrado un jugador destacado, que aporta mucho al equipo y que figura para ser una de las máximas estrellas en China, no ven del todo conveniente que siga en el club, por lo que aunque aún no es oficial, verían si rescinden de su contrato.

Equipo de Cannavaro planearía despedir a su estrella por fracturar a un rival

Foto: Twitter

Wei no fue tan inconsciente al final pues al enterarse de lo que pasó con el uzbeko, fue hasta el hospital donde se encontraba el lesionado para disculparse con él. Esto no arregla el que haya fracturado a este hombre, pero al menos la buena voluntad y el arrepentimiento se vio en él.