Veracruz no fue el único equipo que protestó durante este fin de semana ni el único que se resistió a jugar. En Inglaterra, el equipo Haringey Borough decidió abandonar el partido contra el Yeovil en el segundo tiempo, debido a expresiones de racismo en contra de sus jugadores en un duelo de la FA Cup.

El Haringey Borough es un equipo del distrito londinense de Tottenham y compite en la Isthmian League Premier Division, que es una liga regional y optó por dejar el juego después del minuto 60, cuando una minoría de la afición del Yeovil, que jugaba como visitante, comenzó a ofender al portero Douglas Pajetat.

La Asociación contra el Racismo, Kick it Out, lamentó los acontecimientos en un comunicado en el que confirmó que los insultos iban dirigidos al portero del equipo local y trabaja juntos con la FA (Federación de Futbol de Inglaterra) para identificar a los agresores.

Después de los hechos, los jugadores del Haringey Borough decidieron salir del terreno de juego al minuto 64 y tiempo después volvieron a la cancha al lado de sus contrincantes, como si el partido fuera a comenzar, sólo para reconocer el honor de los jugadores del equipo local (no como Tigres 😡).

Ha sido una tarde horrible. También hay que decir que el 99,99 % de los aficionados del Yeovil están disgustados por lo que ha ocurrido tanto como nosotros”, publicó el club en sus redes sociales.

“No fue una decisión difícil abandonar. Le escupieron a mi portero, estaban haciendo cánticos de mono y nos arrojaron botellas … estamos enojados porque esto haya sucedido en nuestra cancha”, declaró el capitán del equipo.

Para el momento del abandono, el Yeovil ganaba 1-0, por lo que se da a este equipo como ganador del encuentro.

Inglaterra ya ha vivido en altos niveles las consecuencias del racismo, en el duelo eliminatorio rumbo a la Eurocopa, cuando aficionados de Bulgaria comenzaron realizar cánticos en contra de los británicos de color.

La UEFA actuó de inmediato y ahora la Selección de Bulgaria tendrá que disputar sus siguientes dos encuentros a puerta cerrada.