Estados Unidos y Jamaica protagonizarán la otra semifinal de la Copa Oro, luego de dejar en el camino a Panamá y a una de las sorpresas del torneo, Curazao, que puso en jaque a los gringos, aunque se vio mermado en el aspecto físico.

El conjunto de las barras y las estrellas se topó contra unos caribeños atrevidos. Sin nada qué perder, Curazao fue ofensivo, sobre todo en el segundo tiempo y evidenció uno que otro error de Estados Unidos que a pesar de todo no ha recibido goles en el torneo.

Las Semifinales se jugarán entre equipos caribeños y norteamericanos, lo que refleja la crisis de los centroamericanos como Honduras, El Salvador o Nicaragua; Costa Rica se quedó en la orilla de las Semifinales tras caer ante México en penales.

Weston McKennie, jugador de 20 años del Schalke de Alemania, puso e ventaja a Estados Unidos a los 25 minutos y hasta ese momento el guión del partido se cumplía, sin embargo, los norteamericanos no encontraron claridad en la búsqueda del segundo tanto y esto le dio vida a los caribeños.

El mexicano Adonai Escobedo fue el encargado de arbitrar el partido que terminó con un ambiente tenso para los estadounidenses ante la garra de los caribeños, que tuvieron que realizar sus tres  cambios en los últimos 20 minutos debido a lesiones musculares de sus jugadores, que se puedan dar por bien servidos tras un torneo en el que dieron más de una sorpresa.

En tanto, Jamaica terminó pidiendo la hora frente a Panamá, al que venció gracias a un penal ejecutado por Darren Mattocks a los 75 minutos.

México y Haití pondrán en marcha las semifinales el próximo martes, mientras que Estados Unidos y Jamaica jugarán el miércoles.

http://instagram.com/sopitasdeportes