La Concacaf nos regala cada historia… La carrera al Mundial de Qatar 2022 tiene a cinco selecciones con opciones de calificación de las ocho que comenzaron el Octagonal. Estados Unidos tiene un pie en Qatar 2022 después de su triunfo contundente de 3-0 sobre Honduras, el peor equipo de la eliminatoria.

Sin embargo, el equipo de las barras y las estrellas quedó marcado por la controversia de jugar a -16 grados, en el estadio Allianz Field, de Minnesota. Después del descanso, dos jugadores de Honduras no pudieron regresar a la cancha al presentar signos de hipotermia.

Entre los cambios obligados por hipotermia estaba el portero Luis Fernández, quien recibió los dos goles con los que Estados Unidos dejó el partido prácticamente resuelto.

Estados Unidos responde a controversia de jugadores hondureños que dejaron de jugar por hipotermia
Getty Images

Así respondió el DT de Estados Unidos

Gregg Berhalter, técnico de la Selección de Estados Unidos, habló al respecto y lejos de disculparse, aseguró que sus jugadores también sufren con las condiciones de clima en centroamérica, donde sus jugadores terminan deshidratados.

“Nosotros vamos a esos países con temperaturas de 32 grados centígrados y 90% de humedad insoportable. Allí los jugadores se deshidratan, tienen calambres y agotamiento. Es la naturaleza de la competencia”, argumentó el estratega… aunque en realidad en este Octagonal, los partidos se han disputado de noche, por lo que el calor no ha sido factor.

Estados Unidos responde a controversia de jugadores hondureños que dejaron de jugar por hipotermia
Getty Images

¿Por qué no jugaron en otra sede ante Honduras?

Berhalter explicó que aunque sí contemplaban jugar con frío, no esperaban que el partido se jugara con una temperatura tan baja, y que descartaron otra sede para este partido para no realizar un viaje tan largo y no cambiar de clima después de haber jugado en Canadá días atrás.

“Queremos minimizar los viajes. Sabíamos que jugaríamos con clima frío en dos de los juegos (contra El Salvador y Canadá) y pensamos hacerlo también en el tercer juego (contra Honduras) en lugar de cambiar de clima. Llegó la ola de frío y es algo que no podemos controlar, pero todo lo que podemos hacer una vez que eso sucede es tratar de mitigar el riesgo con ropa para clima cálido y salir y competir. Y lo hicimos”, mencionó.

Estados Unidos jugará su siguiente partido ante México, el 24 de marzo, en el Estadio Azteca, donde ha obtenido resultados favorables en sus últimas visitas, que fueron de noche. El Tri no ha podido sacar ventaja del calor del mediodía, como en eliminatorias anteriores.

Sergio Ramírez es periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con más de 10 años de experiencia en medios de comunicación. Ha trabajado en Diario Estadio, La Razón de...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook