Como en cualquier deporte hay fanáticos que quieren imitar a sus ídolos, sea utilizando sus festejos, sus uniformes, sus gestos… y ahora hasta sus ‘movimientos especiales’, pues un estudiante de Estados Unidos, fiel seguidor de Randy Orton en la WWE, intentó hacerle un ‘RKO’ a su director, hecho que no le gustó para nada a las autoridades de la escuela  terminó siendo arrestado. ¡Qué cosa!

Vamos a ver qué fue lo que sucedió. En la Miami Southridge Senior High School de Florida, un estudiante llamado Gianny Sosa quiso pasarse de gracioso con su directos aplicándole una llave de lucha libre mundialmente conocida como ‘RKO’, movimiento especial de Randy Orton quien es una de las máximas leyendas de la WWE.

El caso es que un amigo de Gianny Sosa se dispuso a grabar en los pasillos de la escuela este momento pues al parecer en un intento por ‘hacerse virales’, lo iban a postear en sus redes sociales para así compartirlo y tener su momento de gloria.

En el video se puede observar a uno de los dos diciendo ‘RKO’ y a Gianny intentando tomar por el cuello mientras corría a Humberto Miret, director de la escuela. Este hombre frustró el intento de llave a su persona y con algunos empujones se llevó a Sosa detenido a su oficina pero esto no sería lo peor sino que las autoridades iban a entrar en el juego.

Según los datos presentes en el video, el director levantó cargos en contra de este joven ya que argumenta agresión a un funcionario de la escuela e interferencia con una institución educativa, por lo que fue detenido hace un par de días y llevado a comparecer ante el tribunal por estas acusaciones.

Ya del juicio se tienen pocos datos pero por lo que se conoce, el abogado de Gianny pidió que no se le castigue ni detenga a este joven por intentar hacer el ‘RKO’ de Randy Orton, pues “todo el mundo sabe que la lucha libre es falsa”, por lo que con ese argumento trató de librarlo de una posible condena.

Parece que el joven quedó ‘en libertad’ sólo con un castigo de trabajo comunitario en su localidad, por lo que una ‘bromita’ inocente le pudo haber costado mucho más que un par de ‘likes’ y reproducciones.