Aún con la resaca del Gran Premio de México, en el que se impuso Lewis Hamilton, la Fórmula 1 ha vuelto a subir la temperatura de cara a la temporada 2021 luego de dar a conocer un adelanto de las reformas que sufrirán los monoplazas.

Para el 2021, las escuderías tendrán un límite de 175 millones de dólares en el presupuesto para garantizar una mayor igualdad financiera. En la actual temporada, escuderías como Mercedes, ha invertido mas de 400 millones.

Al buscar igualdad, se permite soñar con un mayor espectáculo en la pista y que las carreras no sean tan predecibles, como ahora, con Mercedes, Ferrari y Red Bull como las únicas escuderías que pueden acceder al podio.

Las reformas también están encaminadas a cuidar más el medio ambiente. “El objetivo siempre ha sido mejorar la competencia y la acción en la pista, y al mismo tiempo hacer del deporte un negocio más saludable y atractivo para todos”, declaró Chase Carey, presidente de Fórmula 1.

Los cambios harán que la carrocería luzca más amplia, una mayor carga aerodinámica en la parte inferior del auto, neumáticos de 18 pulgadas, suspensión y alerón delantero simplificados, mientras que el trasero será más grande.

Asimismo, el combustible renovable se duplicará al 20 por ciento. “La Fórmula Uno ya tiene los motores más eficientes del mundo, y continuaremos trabajando en nuevas tecnologías y combustibles para ampliar aún más estos límites”, indicó Jean Todt, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo.

 

Aún está como una propuesta la presencia de un panel giratorio de pantalla LED, la cual tendría como objetivo proporcionar información a los aficionados.