Pareciera que la pesadilla se vuelve a repetir para el Arsenal y será un año más en el que se quedarán con las manos vacías, por lo que los aficionados del club le recriminan todos los fallos que han tenido esta temporada.

El más reciente fracaso de los Gunners fue haber quedado eliminados de la FA Cup contra el Watford, por lo que un hombre regresó a su hogar y decidió prenderle fuego a su camiseta en el patio trasero.

Antes de ponerla en la fogata, este fanático pidió la renuncia de Arsene Wenger, entre otras cosas, para luego pasar a su acto final.

No cabe duda que hay fans que no perdonan una sola…

seguir sopitas deportes