Una fanática se encargó de calentar el partido entre Mlada Boleslav y Sparta de Praga en un partido de la Liga Checa.

La mujer decidió presumir su pechonalidad cuando se dio cuenta de que la cámara la había captado para un tiro de esquina, por lo que decidió levantar su blusa para distraer a todos los presentes.

Esto se llevó a cabo en el minuto 81 del partido, donde Spartak ganó 4-2 el encuentro.

No cabe duda, pechos, cerveza y futbol, esos afortunados presentes se llevaron la mejor combinación.