Fanáticos del Ajax lanzaron cohetes al hotel del Real Madrid para que no durmieran