@RoaBntt

Lo que sabemos sobre el accidente automovilístico de Federico Viñas cerca de Prepa 5

El delantero uruguayo del América, Federico Viñas, se vio involucrado en un accidente automovilístico en la Ciudad de México, después del entrenamiento del equipo azulcrema a dos días del clásico joven, contra Cruz Azul.

El futbolista sudamericano salió ileso del accidente, aunque una persona que viajaba en el otro auto involucrado, sufrió lesiones leves que no requirieron su hospitalización.

¿Qué pasó en el accidente de Viñas?

De acuerdo con información que circula en redes sociales, el accidente habría ocurrido cerca de la Escuela Nacional Preparatoria N. 5, en la alcaldía Coyoacán, donde el jugador se habría impactado con un auto que brinda servicios por aplicación, de acuerdo con Récord.

Un usuario, que se identifica como hijo de la mujer que viajaba en el otro auto, aseguró que Viñas manejaba a exceso de velocidad tras competir con otros jugadores del América y además no quería hacerse responsable del accidente, aunque finalmente aceptó su culpa.

“Nos acercamos al conductor, en este caso Federico, y no nos quiso apoyar presionando al seguro, argumentando lo mismo y que él ya no tenían nada que ver. Por eso el enojo y descontento, sí aceptó su culpa del choque, pero no quería hacerse responsable”, publicó el usuario.

¿Qué sucedió después?

Dicho usuario indicó que su mamá había presentado dolor después del accidente producto de la lesión, por lo que había solicitado al jugador apoyo para que la mujer fuera trasladada a un hospital para ser evaluada, sin embargo el servicio habría sido negado por un paramédico del seguro del futbolista, pues a su consideración estaba fingiendo la lesión.

Al final de cuentas la mujer sí fue trasladada para recibir atención médica, aunque no en ambulancia, sino por los propios medios de los afectados.

La versión de Viñas

El jugador del América indicó que el accidente ocurrió debido a que el conductor dudó entre frenarse o acelerar en una vía en la que Viñas tenía preferencia y tras el impacto observó que la mujer que viajaba en la parte trasera del auto rojo se golpeó la cabeza.

“Bajé del auto y le pregunté cómo estaba y me dijo que se había golpeado la cabeza y lo primero que intenté es conseguir una ambulancia. Nada que ver eso que se dice ahí que yo nunca me preocupé ni nada que yo quise hacer arreglo, porque yo no tuve la culpa, yo tenía la preferencia y el chofer del Uber se dobló y la agarré la llanta de adelante”, dijo el uruguayo a Récord.