El campeonato comenzó más que maltratado para Fernando Alonso, ya que sufrió un fuerte accidente en el Gran Premio de Australia que estuvo a punto de terminar de la peor manera posible.

En la vuelta 17 en el Albert Park, el piloto asturiano intentó un rebase sobre Esteban Gutiérrez, pero no pudo hacerlo de la mejor manera posible, subió sobre uno de los neumáticos y pegó contra la barda.

La situación no terminó ahí, ya que después del impacto la suspensión delantera sucumbió y, al perder el control total del monoplaza, este hizo un giro y medio por el aire antes de destruirse por completo.

De inmediato Esteban corrió para saber si se encontraba bien, al verlo bajar el alivio fue para todos, se le realizaron pruebas médicas y no hubo mayor problema, de no ser por el susto que vivió.

Al terminar la carrera el de McLaren decidió colgar en su cuenta de Instagram un mensaje de agradecimiento, en donde aseguró que perdió una vida y que luchará para sobreponerse del mal trago:

***Fotos Getty Images

seguir sopitas deportes