Por segundo año consecutivo, Lewis Hamilton podría coronarse en el Gran Premio de México, pues Ferrari le echó a perder la fiesta al británico en el circuito de las Américas, donde Kimi Raikkonen resultó ganador en su última temporada con la escudería del caballo rampante.

Hamilton necesitaba sacar una ventaja de ocho puntos a Sebastian Vettel en el Gran Premio de Estados Unidos. Al finalizar en el segundo lugar, el británico sumó 18 unidades, mientras que Vettel obtuvo 12 en el cuarto lugar, por lo que la diferencia fue de seis puntos y Hamilton tendrá que esperar una semana más para conquistar su quinto título en Fórmula 1.

Gran Premio de Estados Unidos

A la temporada 2018 le quedan sólo tres fechas, lo que significa que quedan por disputarse un máximo de 75 puntos y Hamilton tiene una ventaja de 70 sobre Vettel, por lo que en la Ciudad de México requiere finalizar séptimo independientemente de lo que haga el volante alemán de Ferrari.

El hecho de que Hamilton tenga todo puestos sobre la mesa para coronarse en México, además de la presencia de Armin van Buuren, garantiza una auténtica fiesta en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Hamilton largó desde la pole position, pero fue superado por Raikkonen en la primera curva y aunque el británico recuperó la punta, el hecho de haber realizado dos paradas en pits le abrió la puerta a Kimi para volver al primer sitio, el cual ya no soltó en las últimas 20 vueltas.

Podio Gran Premio EUEl holandés Max Verstappen se coló al cuarto sitio y mantuvo a raya a Vettel, quie protagonizó una épica remontada. Largó desde el quinto sitio, pero en la primera vuelta tocó a Daniel Ricciardo y tras dar un giro quedó fuera de la pista. Para su fortuna volvió a la carrera, aunque en el puesto 14.

En la vuelta 27 entró a pits y los mecánicos tuvieron problemas para retirar el neumático trasero derecho, por lo que perdió segundos valiosos, sin embargo se metió al cuarto sitio.

¿Y Checo?

El mexicano, quien inició en el décimo cajón y en ese sitio permaneció, por lo que sumó un punto. Su coequipero Esteban Ocon terminó octavo, por lo que sumó cuatro unidades.

Checo cayó del séptimo al noveno sitio con 54 unidades, pues Nico Hulkenberg y Kevin Mangussen, sus principales oponentes y con quienes estaba empatado en unidades, finalizaron sexto y octavo, respectivamente.