Lionel Messi fue blanco de la polémica tras ganar el The Best como el mejor jugador de la temporada pasada, pues saltaron a la luz algunos casos que despertaron sospechas sobre la veracidad de la votación.

Primero fue el capitán de Nicaragua, Juan Barrera, quien aclaró que él no había votado para esta edición y sin embargo su nombre apareció en la lista de votantes con el máximo número de puntos para Messi, aunque la Federación Nicaragüense de Futbol después explicó que en realidad votó Manuel Rosas, el otro capitán, aunque por error se envió el nombre y firma de Barrera.

Asimismo, la federación de Egipto denunció que sus votos a Mohamed Salah fueron ignorados, mientras que el técnico de Sudán indicó que votó por Salah, pero en la lista apareció su voto por Messi.

Getty Images

Ante esta situación, la FIFA tuvo que salir al paso y se dijo decepcionada porque no creen en su proceso de votación, pero de cualquier manera le echó la bolita a una empresa como la responsable de llevar a cabo el conteo de los votos.

El proceso es supervisado por PricewaterhouseCoopers (PwC), empresa suiza. En este caso, FIFApide a sus asociaciones miembro que emitan su voto electrónicamente y de manera escrita. Los documentos escritos deben estar firmados por las personas responsables de cada Federación, así como por los votantes.

“Por lo tanto, para que un voto sea válido, debe incluir las firmas de todos y el holograma de cada una de las Asociaciones miembro a la FIFA. Tanto la FIFA como PwC pueden demostrar que todos los votos que fueron contados cumplieron con todas las reglas, por lo que no hay duda de la autenticidad del resultado“, indica el comunicado.

Messi ganó el galardón The Best después de superar en las votaciones al defensa holandés  Virgil van Dijk y al portugués Cristiano Ronaldo, quien se ausentó en la ceremonia.