Cuando pensábamos que el futbol argentino no podría sorprendernos más, llega esta situación. Resulta que el Riestra y el Comunicaciones disputaron un partido para ascender a la Primera B (la segunda categoría del futbol pampero), hasta ahí todo muy normal, el problema fue que el encuentro sólo duró cinco minutos divididos en un tiempo de 3′ y otro de 2’… Sí, así como lo leen, fue un partido de CINCO MINUTOTES.

La situación que nos llevó a que se jugara el partido más corto de la historia fue la siguiente: El Comunicaciones ganó la ida 1-0, en la vuelta el Riestra ganaba 2-0 y ese resultado le bastaba para ascender. Sin embargo, al minuto 85 el encuentro tuvo que suspenderse debido a que la afición invadió el terreno de juego.

Leonardo Freyre, jugador del Riestra, habría provocado deliberadamente la invasión al terreno de juego. Tal situación molestó de sobremanera al Comu. De acuerdo con TV Azteca, el equipo Cartero habría juntado evidencia de que fue un jugador rival quien propició la invasión y habría presentado las pruebas ante el Tribunal Disciplinario de la AFA pero a esta no le habría importado.

Como el partido fue suspendido al 85′, días después se celebró otro encuentro en campo neutral que duró sólo cinco minutos. No hubo goles ni muchas acciones de peligro en el minipartido, mismo que sólo sirvió para concretar el ascenso del Riestra y para que los jugadores del Comunicaciones protestaran con una manta que decía lo siguiente:

El juego fue creado para superar al rival valiéndose de la belleza de los elementos que tiene el propio juego, y no para sobrepasar su reglamento buscando sacar ventajas para superar al rival. -Marcelo Bielsa

La verdad es que nunca esperamos que se celebrara un partido de cinco minutos de duración y que sirviera para determinar un ascenso, pero ya saben que el futbol argentino no nos deja de sorprender mientras nuestro futbol mexicano “es una mierda”.

Pleca Instagram Deportes