La selección Femenil de Nueva Zelanda recibió un golpe doble en el Mundial que se celebra en Francia, pues además de perder contra Canadá 2-0 y quedar prácticamente eliminada en la fase de grupos, perdió a una de sus jugadoras más importantes por una fractura de muñeca.

La defensa Catherine Bott había mantenido a raya a la ofensiva canadiense, desarmando sus ataques una y otra vez en los primeros minutos del juego, sin embargo, tuvo que dejar el partido a los 18 minutos, por un balonazo que impactó en la muñeca derecha.

La canadiense Janine Beckie intentaba mandar un centro, sin embargo el balón alcanzó apenas media altura, de modo que impactó la muñeca de la neozelandesa. Al momento del impacto, la muñeca hizo una hiper extensión que provocó que el dorso de la mano casi tocara el antebrazo.

 

Bott recibió de inmediato la atención médica, que confirmó la fractura, por lo que inmovilizaron la articulación y salió de la cancha con una férula.

La defensa de 24 años será sometida a estudios para analizar si es necesaria la intervención quirúrgica, de lo contrario podría jugar el último juego de su selección contra Camerún el próximo jueves con la articulación enyesada.

Nueva Zelanda no ha sumado puntos y su última opción para acceder a los Octavos de Final es con un triunfo ante las africanas y esperar a ser una de las cuatro mejores terceros lugares.

http://instagram.com/sopitasdeportes