“Le quiero agradecer a Freddie y a los Queen por hacerme tan feliz”, dijo Diego Armando Maradona cuando conoció en persona a Freddie Mercury el 8 de marzo de 1981. El actual técnico de Dorados de Sinaloa tenía 21 años, su leyenda ya tenía algunos capítulos escritos en la historia del futbol y Mercury ya era una leyenda a los 35.

Desde Inglaterra, Mercury, Brian May, John Deacon y Roger Taylor, habían escuchado hablar sobre la joya que rápido se estaba convirtiendo en ídolo del futbol argentino, pues eran fanáticos del futbol y habían visto al genio argentino en un amistoso contra Inglaterra, que ganó aquella ocasión en 3-1 el 13 de mayo de 1980, por lo que aprovecharon su gira por Argentina para conocerlo.

Queen se presentó el 28 de febrero y 3 de marzo en el estadio de Vélez, el José Amalfitani. Dio otras exhibiciones en Mar del Plata y Rosario para volver a Vélez el 8 de marzo, fecha en la que lograron, de acuerdo con La Nación de Argentina, uno de sus objetivos en Argentina: conocer a Maradona.

Antes de iniciar el concierto, los británicos recibieron en camerinos a Maradona, quien para entonces ya había conquistado el Mundial Juvenil en 1979 y recién había fichado para Boca Juniors. La gente en los estadios ya coreaba “Maradooo, Maradooo” cuando el “pibe” consentía a la tribuna con alguna jugada.

Durante el encuentro, Maradona y Mercury intercambiaron playeras. El futbolista le regaló una playera de la Selección Argentina y Freddie le obsequió otra con los colores de la bandera británica. Ahí realizaron una divertida sesión de fotos y Roger Taylor le regaló a Diego sus baquetas.

Queen tocó 22 canciones antes del encore (la pausa en la que gritamos “otra, otra, otra) y cuando regresaron al escenario Freddie lo hizo con la playera albiceleste: “Thak you very much, right now i’d like to introduce a friendo of yours and i’m sure you know him: Maradona”, dijo Freddie Mercury para invitar al futbolista al escenario.

“Le quiero agradecer a Freddie y a los Queen por hacerme tan feliz, y ahora, otro muerde el polvo”, dijo Maradona y enseguida se escuchó el bajo de John Deacon con las primeras notas de “Another One Bites The Dust (Otro muerde el polvo)” .