Getty Images

Los crudos testimonios de un entrenador y un futbolista tras la explosión en Beirut

La tragedia de Beirut le ha dado la vuelta al mundo por lo impresionante de las imágenes de la explosión, así como las ascendentes cifras de víctimas mortales. Miles de heridos son atendidos en los saturados hospitales de la capital de Líbano y otros son enviados a ciudades aledañas.

El futbol no ha quedado exento de la tragedia, aunque en términos generales se puede decir que salió bien librado, pues el torneo fue formalmente suspendido en el mes de enero, ante las constantes protestas sociales en contra del gobierno de Líbano, aunque en realidad los partidos de la Liga Premier se detuvieron desde octubre.

Los crudos testimonios de un entrenador y un futbolista tras la explosión en Beirut

Getty Images

Los planes indicaban una reanudación sin futbolistas extranjeros, por lo que los clubes liberaron a esos futbolistas. Para no perder el ritmo, se diputaron pequeños torneos amistosos.

Cuando el torneo fue suspendido, el Al Ansar era líder con seis puntos, después de haber disputado sólo tres jornadas.

El futbol en Beirut

La capital de Líbano es sede de seis equipos de la Liga Premier, la cual se compone por 12 clubes, y cuenta hasta con cinco estadios, el principal de ellos es el Estadio Municipal, que es casa del Al Ahed y Al Ansar.

Los crudos testimonios de un entrenador y un futbolista tras la explosión en Beirut

Getty Images

Los otros cuatro equipos cuentan con estadio propio, aunque algunos apenas tienen capacidad para poco más de cuatro mil aficionados. Esos equipos son Al Nejmeh (El Hariri Stadium), Racing Beirut (Bourj Hammoud Stadium), Safa (Safa Stadium) y Salam Zgharta (Rashid Karami Stadium).

Al ser Beirut una ciudad pequeña, todos los inmuebles se encuentran relativamente cerca del lugar de la explosión, aunque no se han reportado daños mayores.

Testimonios en el futbol de Beirut

El argentino Lucas Galán vivía muy cerca de la zona de la explosión y aseguró que de su casa no quedó nada. El sudamericano ganó dos títulos de goleo y su último club fue el Al-Shabab en 2018, por lo que no estaba en la ciudad al momento de la explosión.

“El club donde jugaba estaba a unos siete kilómetros del estallido, pero yo viví toda la vida en la zona de mejor clase que está aproximadamente a quince cuadras de donde fue la explosión, por los videos que he visto hoy no hay nada. Hablé con un periodista amigo y le pregunté si había llegado hasta donde yo vivía, porque él conocía. Y me dijo que sí, que está todo absolutamente destruido y que es peor que en la época de la guerra”, narró de acuerdo con Infobae.

Más crudo fue el testimonio del entrenador del Al Ahed, el español Daniel Giménez, indicó que al momento de la explosión salía de las instalaciones de su club, por lo que manejó su vehículo con tachones rumbo a su casa.

Los testimonios de un futbolista y un entrenador tras la explosión en Beirut

@DanielGiwenez

“Iba conduciendo con las botas de tacos y con una mano en el volante y otra en los ojos, porque en esos momentos pensaba que podía ser una bomba y, en caso de que cayeran más, quería protegerme de una posible rotura de cristal del vehículo”, declaró, de acuerdo con Marca.

“Durante este trayecto he visto Beirut destrozado, con muchos cuerpos cubiertos con cristales, gente mutilada… ha sido terrorífico. La peor parte de todo, sin duda, ha sido el camino de vuelta a casa por todo lo que he tenido que ver”, comentó.