Después de pasar ocho años en futbol de Europa, Guillermo Ochoa está de regreso en el arco del América, que se metió al Volcán para encarar a los Tigres y el exportero del Granada y Standard de Lieja sólo pudo mantener su arco en cero durante 26 minutos.

Luis Quiñones fue quien lo vacunó con un zurdazo imposible, pues además de la potencia llevaba colocación, de modo que el balón reventó en el segundo poste antes de meterse al arco.

Corría el minuto 25 cuando Tigres armó una jugada por la izquierda con Enner Valencia, quien intentó desbordar, pero la zaga azulcrema dificultó su centro, lo que ocasionó un rebote fuera del área de los capitalinos, el cual recogió Guido Pizarro, quien habilitó a Quiñones y entre dos jugadores del América sacó un zurdazo que se escuchó en todo el estadio cuando pegó en el poste. (Súbele para escuchar cómo revienta el balón)

Tuvieron que pasar ocho años, tres meses y 16 días para que Ochoa volviera a la Liga MX y el último jugador que le había marcado un gol fue Joao Rojas, de Monarcas Morelia, en la Liguilla del Clausura 2011, cuando los michoacanos eliminaron al Ame en Cuartos de Final.

Si Tigres no se fue al descanso con el 2-0 fue por el travesaño y porque el silbante Fernando Guerrero decidió no marcar un penal por una mano de Emanuel Aguilera, pese a que lo revisó en el VAR.

En el segundo tiempo América encontró el gol del empate tras una jugada que rescató Roger Martínez y éste cedió a Sebastián Córdova, quien mandó el balón al fondo del arco.