Al Real Madrid le quedan siete partidos para terminar una temporada para el olvido. Los merengues cerrarán su campaña en el Santiago Bernabéu el 19 de mayo frente al Betis de los mexicanos Andrés Guardado y Diego Lainez.

Ese partido también podría ser el último para el galés Gareth Bale como jugador merengues, pues de acuerdo con la prensa española el club se encuentra dispuesta a facilitar su salida en el mercado de verano.

Getty Images

Bale tiene contrato hasta el 2022, sin embargo, las bajas de juego, así como las contantes lesiones, aunado a una supuesta mala relación con el técnico Zinedine Zidane, obligarían al equipo a abrirle las puertas al atacante, a quien no le podrían trabas como una muestra de agradecimiento tras seis temporadas, de modo que él mismo elegiría a su próximo equipo como si se tratara de un agente libre.

Sin embargo, la directiva sólo pone una condición, según AS, y ésta va dirigida a lo económico, pues desean que el atacante abandone el club por un precio razonable. Bale llegó al Madrid por más de 100 millones de euros, procedente del Tottenham, sin embargo el jugador ahora está valuado en 70 millones, por lo que pediría una cifra cercana.

Sin embargo, el verdadero problema no sería el costo del fichaje, sino el sueldo del galés, quien en el Madrid gana cerca de 750 mil euros a la semana, cerca de 19 millones al año.

Getty Images

Desde el regreso de Zidane, Bale sólo ha disputado un partido completo, contra el Huesca. Ingresó para jugar los últimos 26 minutos en la derrota contra 2-1 contra Valencia y salió al 77’ frente al Eibar.

Durante la actual temporada se ha perdido nueve partidos por lesión y sólo en ocho ocasiones disputó un partido completo.

Su venta ayudaría al Madrid a hacer banco para animarse a negociar por el francés del Manchester United, Paul Pogba, a quien Zidane ya le hizo ojitos.

http://instagram.com/sopitasdeportes