Desde que Gennaro Gattuso dejó claro que Hirving “Chucky” Lozano tendría un rol como suplente, se ganó varios enemigos desde México. Los partidos han pasado y los triunfos escasean, por lo que el timonel ahora tiene enemigos en San Paolo, pues el Napoli consumó su tercera derrota consecutiva, ante la Fiorentina 2-0.

El equipo de Gattuso fue despedido con abucheos y como las cosas no van bien, no sería raro otro cambio en el banquillo en las próximas semanas, ya que el equipo está a 10 puntos de la zona del descenso, cuando al inicio de la temporada se pensaba que este equipo podría ser protagonista en la Serie A.

El propio estratega aceptó la catástrofe de su equipo en una entrevista con DAZN y que replica Corriere dello Sport. “Fue una actuación vergonzosa, somos un equipo enfermo y sin alma. Estaos tocando fondo y tenemos que entender hacia dónde nos dirigimos”, declaró el exjugador del Milán. “Tenemos que disculparnos con los fanáticos y la ciudad”.

Getty Images

Gattuso dejó de nueva cuenta a Lozano en la banca y le dio menos de 20 minutos en el segundo tiempo y antes de pensar en el mexicano, el timonel desea que los jugadores lesionados se recuperen.

“Tenemos que recuperar a los jugadores lesionados, pero ahora tenemos que permanecer juntos y también escuchar lo que dicen los jugadores para salir de este período. Volvemos a la actuación con Parma”, comentó.

Getty Images

 Desde que Gattuso llegó al banquillo, Napoli ha disputado cinco partidos en la Serie A, de los cuales ha perdido cuatro y en ninguno ha dejado de recibir goles. Ha permitido nueve, sólo ha marcado cuatro y en sus últimos dos juegos se fue en cero.

“Todos tenemos que asumir la responsabilidad, el primero soy yo. Pero esto no puede continuar. Nada funcionó, tenemos que desarrollar el juego de manera diferente. Hay muchas cosas que revisar, porque estamos luchando mucho”, declaró.