Getty Images

Dice mi mamá que siempre no: Donnarumma se quedaría en el Milan

Justo cuando pensábamos que la novela del AC Milan y Gianluigi Donnarumma había llegado a su fin, ha surgido un nuevo capítulo en esta historia de amor-odio. Ahora, fuertes rumores indican que Gigi habría pensado bien las cosas y habría cambiado de parecer sobre dejar a los Rossoneri.

Diversos medios italianos han expresado que la familia del guardameta no está de acuerdo con la forma en la que su representante, Mino Raiola, ha manejado las cosas y hasta estarían pensando en despedir al agente. Y es que, a fin de cuentas, Donnarumma sigue siendo un chamaco, así que nunca mejor aplicado el “dice mi mamá que siempre no”.

Donnarumma en medio de billetes que fueron arrojados al campo por aficionados molestos porque no renovó/ Getty Images

Según los reportes de la prensa italiana, hace algunos días el entrenador del Milan, Vincenzo Montella, habló con el guardameta para convencerlo de que se quede un buen rato con el conjunto lombardo. Esto ya que hace poco Donnarumma rechazó una oferta de renovación por poco más de 4 millones de euros por temporada y debido a ello todos esperábamos la salida de Gigi del marco milanista, pero parece que las cosas han cambiado.

Luego de hablar con Montella, Donnarumma y su familia ya no estarían tan seguros de que el jugador deje a ‘Il Diávolo’ y de hecho estarían considerando que el arquero amplíe su contrato. Sin embargo, el que sí estaría seguro de que el guardameta debe dejar al Milan es Mino Raiola.

Supuestamente, una persona cercana a Raiola acudirá a Polonia –lugar donde celebra la Eurocopa Sub-21– para hablar con el guardameta y convencerlo de que no siga en Milán. Sin embargo, esto contrapondría los intereses de la familia de Gigi, así que ya se ve más complicado que el arquero deje San Siro, aunque igual puede pasar. Al final, la decisión será únicamente del guardameta, pues por muy poco pero ya es mayor de edad. Lo cierto es que las diferencias entre el representante y la familia del arquero le dan un poco de esperanza al Milan.

Pleca Copa Confederaciones