El gol número 105 se había tardado en llegar para André-Pierre Gignac, pero éste al fin llegó la semana pasada en el duelo frente a Pumas, y una vez que marcó el gol histórico, el francés se destapó contra Necaxa, al que le hizo tres goles en sólo 18 minutos. De esta manera, el artillero acumula 108 goles como máximo goleador en la historia del equipo regio.

Necaxa, que durante la semana pasada goleó 7-0 al Veracruz, fue un equipo frágil e irreconocible durante ese periodo, por lo que el técnico Guillermo Vázquez tuvo que quemar cambios a partir de los 30 minutos.

Gignac recibió un homenaje previo al partido para ser reconocido como el máximo artillero en la historia del equipo felino y después comenzó su fiesta.

 

Apenas a los cuatro minutos, el francés madrugó a la zaga de Aguascalientes con un cabezazo cruzado que dejó sin chance al portero Hugo González gracias a una marca flojita.

A los 17 minutos, el francés recibió por parte de Enner Valencia y en el área recortó a dos defensas rojiblancos hacia el centro y fusiló a primer poste.

Cinco minutos más tarde firmó el hat-trick de nueva cuenta con las facilidades de la defensa, pues el francés apareció solo para disparar y lo hizo de manera excelsa a segundo poste.

Fue ahí cuando Vázquez le quiso poner un alto a los felinos y metió a un quinto defensa, primero para detener la masacre y después para ver si podía caer un golecito antes de finalizar el primer tiempo y éste llegó al 42’, gracias a Ventura Alvarado.

 

Para el segundo lapso, el partido cayó en un bache. Necaxa no quiso atacar y como Tigres ya tenía hecha la tarea, dejó las cosas como las había dejado.

http://instagram.com/sopitasdeportes