Getty Images

El testimonio de una gimnasta víctima de abuso sexual de su entrenador, 46 años mayor que ella

Carlos Franch fue condenado a 15 años y medio en la prisión tras la denuncia de 12 gimnastas, menores de 13 años, víctimas de abuso sexual

Los casos de abusos y agresiones sexuales en la gimnasia no es exclusivo de Estados Unidos y Larry Nassar no es el único victimario. En España se dio a conocer el caso del entrenador Carlos Franch, quien fue sentenciado a 15 años y medio en prisión, por abusos sexuales constantes a menores de 13 años.

El caso se conoció después de que una de las víctimas se armó de valor y decidió afrontar a su victimario, a quien denunció, con ayuda de su madre. Ahora, con 18 años de edad, la gimnasta intenta rehacer su vida y a ella se han unido otras 11 gimnastas, que también denunciaron por abusos sexuales.

Franch es 46 años mayor respecto a la primera gimnasta que denunció y quien es testigo protegida, por lo que no reveló su identidad en una entrevista a El País, diario al cual concedió una entrevista.

El testimonio de una gimnasta víctima de abuso sexual en España: "Era suicidarme o plantarle cara"

Getty images

La gimnasia se volvió pesadilla

La pesadilla de la gimnasta comenzó a lo nueve años. Ingresó al Club Gymnàstic de Betxí, que forma parte de la provincia de Castellón, en España. En ese mismo club, su madre había practicado el deporte e incluso había sido entrenada por Franch, quien ahora tiene 63 años de edad.

La gimnasta narró que el entrenador le realizaba masajes sin que tuviera dolor y alguna lesión. Se masturbaba en la pista del gimnasio frente a otras gimnastas.

También solía invitar a sus alumnas a su casa para merendar o ver alguna película y también se masturbaba frente a ellas. A la gimnasta que lo denunció, le pedía que se colocara un calcetín, colocaba a la gimnasta en la camilla de masajes, colocaba su pene en el pie de ella y comenzaba a masturbarse.

Además de ello, la gimnasta compartió que era acosada por Franch, quien siempre le preguntaba dónde y con quién había estado. “Controlaba toda mi vida”.

“Suicidarme o plantarle cara”

Ante esta situación, la gimnasta se negó a ir a entrenar, sin dar detalles a sus padres, y sólo regresó a practicar el deporte con otra entrenadora, sin embargo, en 2016 sufrió una lesión a romperse algunos ligamentos en ambos pies y cayó de nueva cuenta en manos de Franch, y los masajes.

El testimonio de una gimnasta víctima de abuso sexual en España: "Era suicidarme o plantarle cara"

Getty Images

“Volví a explotar al tiempo. Y le dije a mi madre: ‘mamá, me lo está volviendo a hacer’. Me preguntó si quería denunciar y dije que sí”, compartió.

“En esos momentos intentas negar todo lo que está pasando para no hacerte daño a ti misma, pero llega un punto en el que te sientes tan hundida que necesitas apagarte… Lo negué y lo negué hasta que dije: ya, no lo aguanto más. Es que es o suicidarme o plantarle cara. Eso pensé. No podía suicidarme, me dolía más el daño que le podía hacer a mi familia que el que le podía hacer a él; él era el que estaba haciendo cosas malas”, compartió.

El fin del sueño en la gimnasia

Tras la denuncia, la gimnasta perdió la oportunidad de ser becada en mayo de 2017 y recordó que Franch le decía que contaba con amistades en la federación, aunque la versión oficial por la cual no fue becada es que era una cuestión de rendimiento y una reducción de plazas.

Lucía Guisado, seleccionadora española de gimnasia, fue una de las personas llamadas a testificar como responsable de dar los nombres de las gimnastas que serían becadas. La denunciante estaba en el décimo sitio en la lista de Lucía y en esa ocasión sólo otorgaron nueve becas en lugar de 10.

Ser becada era estar cerca de cumplir el sueño de entrenar en el Centro de Alto Rendimiento y buscar un lugar en la selección de su país.

“(Lucía) nunca me llamó para preguntarme o para darme apoyo. Nadie ha hecho las cosas como se tienen que hacer, nadie ha utilizado los protocolos. Nos hemos sentido solas desde el primer momento”, indicó la joven gimnasta.

La gimnasta dejó de serlo. Abandonó el deporte cuando tenía 16 y con ello renunció a su sueño de pertenecer a la selección de España y participar en unos Juegos Olímpicos, de modo que España se perdió de un talento en la gimnasia.

“La gimnasia artística era mi vida y mi todo. Ahora mismo no está dentro de mí y no estoy preparada para que lo esté otra vez. Me han hecho daño”.


Comenta con tu cuenta de Facebook




Top Relacionadas
:)