La primera fecha de La Liga ya nos regaló un gran partido. Esta tarde el Atlético de Madrid logró recuperarse de una desventaja de dos goles y pese a tener un hombre menos le sacó un empate como visitante al recién ascendido Girona.

El encuentro fue un auténtica pesadilla para los madrileños. Es verdad que los del Cholo Simeone están acostumbrados a no tener el balón; sin embargo también es una realidad que normalmente no le generan llegadas claras al Aleti. Sin embargo, en esta ocasión las cosas fueron diferentes.

El Girona abrió el marcador al minuto 22 por conducto de Christian Stuani. Los locales aprovecharon un tiro libre y el uruguayo mandó el balón al fondo de las redes con un cabezazo que se incrustó en la parte inferior izquierda del marco de Jan Oblak.

El equipo local siguió asediando la meta del conjunto Colchonero. Bien dicen que tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe y unos cuantos minutos de haber conseguido el primero el Girona marcó el segundo. De nuevo fue Christian Stuani y de nuevo con un cabezazo, pero ahora después de una serie de rebotes dentro del área.

Getty Images

Nos fuimos al descanso con el Girona arriba por dos goles y en la segunda mitad el Atlético de Madrid tuvo que hacer algo a lo que no está acostumbrado: venir de atrás y lanzarse al frente. Los Colchoneros adelantaron líneas pero no lograban anotar y Antoine Girezmann fue expulsado por doble amarilla luego de fingir una falta.

Todo parecía indicar que los del Cholo Simeone sufrirían el primer descalabro de la campaña, pero apareció un Ángel de apellido Correa para devolverles las esperanza. El argentino condujo el balón haciendo una diagonal hacia el centro partiendo desde la banda izquierda, se quitó un par de rivales y disparó de fuera del área para marcar el primero de su equipo.

Getty Images

Los Colchoneros entendieron que aún no era tarde. El equipo se lanzó (todavía más) al frente con más corazón que idea, logrando el empate a cinco minutos del final por conducto de Jose María Giménez. El Aleti tuvo un tiro libre a favor, Lucas Hernández envió en centro diagonal, el arquero salió en falso y el central uruguayo aprovechó para anotar el tanto del empate y de paso romperle el corazón a los fans del recién ascendido Girona. 

La próxima semana el Atlético de Madrid visita a Las Palmas  mientras que los Blanquivermells reciben al Málaga en la Fecha 2 de La Liga.

Pleca Instagram Deportes