Los jugadores de River Plate al fin volvieron a Argentina después de pasar poco más de dos semanas entre España y Emiratos Árabes, por lo que apenas pudo festejar con su afición el título de la Copa Libertadores

ganado en el Santiago Bernabéu frente a Boca Juniors.

Sin importar el fracaso en el Mundial de Clubes, River armó su fiesta en el Estadio Monumental para recordarle a toda Argentina que le ganó a Boca en la final de la Libertadores y el inmueble lució hasta reventar.

La historia de River no estaría completa sin mencionar a Boca, así que en la fiesta los xeneizes estuvieron presentes mediante el recuerdo (o burla) del tercer gol de la Final, el cual sepultó las esperanzas de Boca en los últimos segundos del segundo tiempo extra.

El partido estaba 2-1 a favor de River cuando Boca tuvo un tiro de esquina y el portero Andrada se fue a buscar el remate, sin embargo, los Millonarios rechazaron el centro y armaron un contragolpe que definió el “Pity” Martínez fácil, sin portero.

El “Pity” es uno de los jugadores más queridos por parte de la afición de River, sin embargo el jugador ya anunció que no seguirá en el club, por lo que en la fiesta le rindieron un homenaje al recrear su gol junto con su hija y los hijos de sus compañeros, de hecho uno de ellos le arrebató el balón y terminó definiendo. Incluso le pusieron la narración original de Mariano Cloos.