Se jugó la primera semifinal de ida de la Carabao Cup. El Tottenham le pegó en Wembley al Chelsea con un gol de Harry Kane.

El primer tiempo fue de ida y vuelta. A los equipos les costó afianzarse en el terreno de juego pero cuando lo hicieron, propusieron un juego explosivo. Sin embargo el Tottenham se fue adelante con un penal de Harry Kane.

El propio Kane había ganado el balón dentro del área. Llegó antes que el arquero y Kepa lo derribó dentro del área. La jugada se revisó porque se había señalado fuera de lugar pero al no existir, se terminó decretando la pena máxima.

Aún antes de finalizar el primer tiempo, el Chelsea se quedó cerca de empatar el partido. Callum Hudson-Odoi recibió de Hazard por derecha, metió un tiro centro que se iba a colar en la red pero el arquero alcanzó a meter la mano para mandarlo al poste.

Foto: Getty Images

Para la segunda parte el equipo de Maurizio Sarri se lanzó al frente buscando el empate. No obstante la defensa se plantó bien en zona baja y no dejó pasar nada.

El partido de vuelta será hasta el próximo jueves 24 de enero. En Stamford Bridge el Chelsea está obligado a ganar y que no le hagan gol. Si el Tottenham hace un tanto de visitante, estaría obligando a marcar tres o más a los ‘Blues‘.