Los Golden State Warriors ficharon al formalmente al mexicano Juan Toscano para lo que reata de la temporada de la NBA, después de que al inicio de la temporada fuera cortado del equipo tras cinco partidos de pretemporada.

Toscano jugó la temporada pasada con Santa Cruz Warriors, el equipo filial de Golden State en la G-League, en el que despertó el interés del coach Steve Kerr, quien lo incluyó en la lista de jugadores que se unirían al primer equipo en pretemporada en busca de un lugar definitivo en la NBA.

Sin embargo, Kerr decidió cortar al alero mexicano, quien volvió a Santa Cruz, pero después de llegar a mitad de temporada, las puertas de los Warriors se le han abierto de nuevo a Toscano, quien promedió 12.5 puntos, 9.1 rebotes y 2.5 asistencias durante la primera parte de la temporada de la G-League.

El ascenso de Toscano fue gracias a que los Warriors contrataron a Andrew Wiggins, procedente de los Minnesota Timberwolves, que además cedió su primera selección el draft del 2021 y una selección de la segunda ronda, pero a cambio, los Warriors pierden a Jacob Evans, D’Angelo Rusell y Omari Spellman.

Ante la llegada de un jugador, pero la salida de tres, Kerr tenía que llenar espacios en su equipo y ahí fue donde entró el mexicano Toscano.

Los movimientos no han dejado muy contentos a los aficionados de Golden State, que ante la salida de dicho tridente, ahora sólo podrán consolarse con el regreso a las duelas de Steph Curry y Klay Thompson, quienes aún se recuperan de lesiones.

Con estos movimientos, Golden State evidencia que se encuentra pensando en el futuro, pues en la presente temporada ya no hay mucho por hacer, pues son el peor equipo de la NBA con marca de 12 victorias y 40 derrotas, eso significa que no habrá playoffs y que las vacaciones comenzarán pronto.