Con una goleada de 6-1, el Barcelona le remontó al Sevilla en el Camp Nou para avanzar a las semifinales de la Copa del Rey-

Apenas a los 12 minutos marcaron un penal inexistente a favor del Barcelona. Lionel Messi cayó dentro del área y se señaló la pena máxima. El encargado de cobrar fue Philippe Coutinho y no falló para meter a los culés en la eliminatoria desde muy temprano.

Después de un remate al poste, el Sevilla consiguió un penal que les hubiera dado el pase. No obstante Éver Banega falló desde el manchón penal y los andaluces seguían con ventaja en el global, pero a un gol de verse igualados.

Y ese gol llegó a los 31 minutos. Arthur filtró un gran pase para Ivan Rakitic, quien sólo desvió ante la salida del arquero e hizo el segundo de los locales.

Para el arranque del segundo tiempo, Philippe Coutinho hizo el tercero que ya les daba ventaja en el marcador global. Luis Suárez centró y el brasileño con la cabeza dentro del área mandó el esférico al fondo de las redes.

No dio tiempo de respirar el Barcelona cuando Leo Messi filtró para Sergi Roberto, quien dentro del área se plantó frente al arquero para definir el cuarto. Los culés ya tenían dos goles de ventaja en el marcador global.

Sevilla respondió y buscó acortar distancias. André Silva dejó ir la oportunidad más clara para acercarse, pero terminó por fallar su remate.

Ese gol que los acercaba lo marcó Guilherme Arana. Jasper Cillessen se equivocó en la salida, el Sevilla robó el balón y el brasileño disparó cruzado de zurda para revivir la eliminatoria.

Un gol iba a hacer la diferencia, tanto para el Barcelona como el Sevilla. Sin embargo los culés recuperaron el esférico y lo circularon para consumir lo que quedaba en el reloj.

Con los andaluces lanzados al frente, el Barcelona aprovechó para irse en contragolpe. Luis Suárez empujó un balón a segundo poste e hizo el quinto que ya le daba más tranquilidad a los de Ernesto Valverde.

Y ya en el último minuto del partido, los culés dieron una exhibición del tiki-taka. Una que finalizó Lionel Messi con un zurdazo dentro del área.

Barcelona se convirtió en el tercer equipo clasificado a las semifinales. Se unió al Valencia y al Betis, y muy seguramente al Real Madrid como los equipos que están en la antesala de la gran final.