El pelito entre Gonzalo Higuaín y el gol llegó a su fin. Después de dos meses y un día, el argentino le pegó bien a la pelota y rompió su sequía goleadora con el Milán, con el que ya suma seis tantos.

El delantero ha sido atacado severamente en Argentina y también por los aficionados rossoneros por su escasa producción goleadora esta temporada, en la que su equipo ya fue eliminado de la Europa League.

El argentino llegó a San Siro a préstamo por 18 millones de euros procedente de la Juventus, que liberó ese espacio para darle cabida al portugués Cristiano Ronaldo. En un principio parecía ser un movimiento inteligente tomando en cuenta que la temporada pasada marcó 23 goles, 16 de ellos en la Serie A.

Getty Images

Sin embargo, Higuaín tardó cuatro fechas para marcar su primer tanto como rossonero, se perdió la quinta y sexta fecha por lesión. Después fue suspendido dos juegos por una roja en el duelo contra la Juve y se perdió los partidos de las jornadas 13 y 14. Para ese momento llevaba cinco tantos y la sequía goleadora había comenzado.

El último gol del “Pipita” había sido el 28 de octubre, en la jornada 10 contra la Sampdoria y hasta hoy, 29 de diciembre, volvió a reencontrarse con el gol en el juego contra el SPAL, que ocupa el décimo sexto peldaño y que se puso en ventaja en el partido desde los 13 minutos.

Sin embargo, tres minutos más tarde, Samu Castillejo empató el partido y al 64’ llegó el tanto de Higuaín, quien aprovechó un pase retrasado que dejó totalmente desubicada a la zaga del equipo visitante y facilitó la definición del argentino, quien quedó de frente al arco.

El festejo del argentino demuestra toda la presión y memes que al fin se pudo sacudir y gracias a su tanto, los rossoneros rompieron una racha de cuatro juegos sin ganar y se ubican quintos en la tabla general con 31 puntos, 13 menos que el líder Juventus.

Getty Images