El Siglo XXI ha llegado en la relación entre beisbolistas cubanos y Grandes Ligas. La MLB alcanzó un acuerdo histórico con el gobierno cubano para que jugadores de la isla puedan firmar un contrato con equipos de Grandes Ligas sin la necesidad de desertar.

Cuba, un país beisbolero por tradición, llegó a este histórico acuerdo en plena era del presidente estadounidense, Donald Trump, marcado por sus controvertidas políticas migratorias.

 

Hasta este año, los beisbolistas cubanos debían desertar de la isla y buscar suerte en Estados Unidos en busca de un contrato en Grandes Ligas. Al desertar, tenían prohibido regresar a su país y esto implicaba sacrificar, entre otras cosas, a su familia.

Ahora, los jugadores de la liga local tendrán la libertad de ser contratados directamente por equipos de la MLB, tras el acuerdo entre la liga estadounidense y el gobierno cubano a través del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER).

Getty Images

Para que esto se lleve a cabo se deben cumplir ciertas normas. Un pelotero que opte por ser agente libre, no podrá ir a Grandes Ligas a través de este convenio.

La Federación Cubana de Beisbol (FCBA) y el INDER serán los que postularán a los mejores jugadores y se quedarán con el 20 por ciento de las ganancias del contrato que se firme con el equipo de Grandes Ligas.

El acuerdo entrará en vigor a partir del 2019 y aplica para aquellos jugadores cubanos que hayan emigrado a terceros países para reinsertarse en la competencia nacional y de ahí buscar el contrato con alguno de los 30 equipos de la MLB.