pleca-premier-league

Arsenal logró apenitas ganarle al Burnley con un gol de Shkodran Mustafi y un penal de Alexis Sánchez. El alemán logró su primer tanto con la camiseta Gunner y el chileno se rifó definiendo a lo Panenka. Mientras, Granit Xhaka fue el de los abucheos y así, sigue dejando dudas para el equipo.

El suizo llegó con gran cartel para ser una pieza fundamental en el mediocampo de Arsene Wenger. Sin embargo, la adaptación a la Premier League le está costando muchísimo trabajo.

Xhaka llegó a Londres proveniente del Borussia Monchengladbach por 45 millones de euros y hasta ahora suma más expulsiones (con la de hoy) que goles. En realidad, tiene cuatro veces más tarjetas que tantos desde que llegó a la Premier.

Claro, se puede entender las amarillas porque parte de su chamba es intentar recuperar el balón. Sin embargo, viendo su historial sorprende porque antes de estas dos rojas sólo lo habían expulsado una vez en su carrera, con el Borussia.

Asimismo tampoco ha logrado ayudar en el juego ofensivo. En 28 partidos en todas las competencias con el Arsenal solo tiene una asistencia.

Aún falta para que termine la temporada y hasta cierto punto hay que tener paciencia. Sin embargo, en este momento Granit Xhaka no ha sido ese refuerzo que se esperaba.

Granit XhakaGranit XhakaGranit Xhaka

***Fotos Getty Images

Pleca Instagram Sopitas Deportes